Documento sin título
 

 

Nos escribe el Hno. Mariano
Exalumno que será consagrado como escolapio para siempre
“Quien pretenda llegar a la cumbre de la caridad perfecta, que todo lo completa e integra, no encontrará camino más adecuado ni más directo que la práctica fiel de aquellas virtudes que los religiosos se esfuerzan en vivir de acuerdo con su profesión, renunciando al mundo y deseosos de unirse a Dios. Y así sucederá que por la verdadera castidad, la pobreza y la obediencia y las demás virtudes antes descritas, dejándolo todo por amor al Señor, le seguirán más deprisa en cuerpo y alma.” (Constituciones de Calasanz, 95.)

Queridos amigos:

Hace unos años, un muchacho de apenas 17 años, conoció a una Persona que cambió su vida: Jesús de Nazareth. Descubrió a Aquel a quien ya conocía, lo escuchó, y supo que le pedía lo mismo que a tantos otros a lo largo de la historia: simplemente “Sígueme”. Y decidió responderle, dándole la vida entera. Después de un tiempo de maduración de esta relación de amor mutuo, esta entrega llega por fin a su Sí definitivo.
Soy el Hno. Mariano Bozzini del Niño Jesús, y dentro de unos días haré mi Profesión Solemne, junto con dos hermanos más: Matías Pavón de Ntra. Sra del Pilar, y Jins Joseph de San José, esposo de María.
¿Qué es la Profesión Solemne? Es decirle al Señor que quiero entregarle mi vida entera, sirviéndolo en sus preferidos, los pequeños y los pobres, como religioso escolapio, al modo de Calasanz.
Cuatro votos hacemos los escolapios:
-castidad, por la que vivimos como Cristo casto, amándolo con amor único;
-pobreza, imitando a Cristo pobre, desprendidos de los bienes para seguir de cerca al Único Bien;
-obediencia, siguiendo a Cristo obediente, entregados por entero a la voluntad del Padre;
-educación, por la que somos imagen de Jesús que abraza y bendice a los niños.
Por la práctica fiel de estos votos, seguimos al Señor como a lo único necesario, avanzamos por el camino de la santidad, y damos testimonio de la excelencia de los bienes del cielo, sabiendo que el Señor promete la felicidad eterna a quienes lo dejen todo por Él.
Estos votos, que ya hice en mi profesión simple, y que fui renovando con el paso de los años, ahora profeso que los viviré para siempre, en una entrega definitiva de toda la existencia.
La celebración de la Eucaristía en que los tres hermanos emitiremos nuestra Profesión Solemne será el 29 de marzo a las 19 en la Parroquia San José de Calasanz (Av. La Plata 955, Capital Federal). Están todos invitados.
Es un paso muy importante, lleno de alegrías y desafíos. Somos conscientes de nuestra nada, a pesar de entregarnos a Aquél que lo es todo. Por eso les pido especialmente que nos acompañen con la oración, para que seamos fieles al Señor, amando totalmente a quien totalmente se entregó por amor a nosotros. ¡Muchas gracias!
Vínculo: .
Fecha: 11/03/2014
destacada2 - comunidad